get active orange icon

Herramientas

Ayude a fomentar la No Violencia en el Juego de los Niños Pequeños

Consejos de LeeAnn Bartolini, Ph.D., Profesora de Psicología y Psicóloga Licenciada, sobre cómo involucrar a su hijo en el juego:

Para apoyar el desarrollo saludable de su hijo/a, permítale ser un/a niño/a y participar en juegos apropiados para su edad. Cada niño/a necesita crecer en su propio ritmo y a su manera. Deje que su hijo/a lidere el área de elección de juguetes y juegos de simulación. Puede reforzar su autoestima y ayudarles a desarrollar empatía hacia los demás al permitirles un tiempo libre de juego no estructurado, donde puedan estar a cargo de lo que juegan y de cómo juegan. Tírese al suelo y juegue con su hijo/a en sus juegos. Ofrezca muchos elogios por sus cualidades internas, como amabilidad, inteligencia, cariño y creatividad. Modele respuestas reales y saludables cuando participe en juegos de simulación.

Establezca reglas y límites en el juego para que ambos se sientan emocionalmente seguros. Estas reglas incluyen:

  1. Nunca apunte con una “pistola” (o un dedo) a la cara de nadie.
  2. No golpear ni lastimar a nadie mientras juega.
  3. Si alguien dice “detente”, el juego debe parar de inmediato.

El personaje de televisión, Mr. Rogers, dijo: “El juego les da a los niños/as la oportunidad de practicar lo que están aprendiendo”. Al participar en el juego con su hijo/a, obtendrá una comprensión de lo que están aprendiendo y tendrá la oportunidad de redirigir suavemente su juego, si es necesario.

Consejos adicionales:

Para promover el juego creativo e imaginativo:

  • Ayude a los niños a encontrar “guiones” para su juego que surjan de sus propias experiencias e intereses, como crear una tienda de mascotas, una estación de bomberos, una nave espacial o un hospital.
  • Ayude a los niños a jugar con juguetes que se pueden usar de muchas maneras, como bloques, plastilina y disfraces, en lugar de juguetes muy realistas vinculados a los medios que les dicen a los niños qué y cómo jugar.

Elija juguetes que:

  • Se puedan utilizar de diversas formas.
  • Promuevan la creatividad y la resolución de problemas porque estos permiten que los niños decidan cómo se utilizarán.
  • Se puedan disfrutar en diferentes edades y etapas.
  • Se puedan usar con otros juguetes para crear oportunidades de juego nuevas y más complejas.
  • Fomenten interacciones respetuosas, no estereotipadas y no violentas entre los/as niños/as.

No elija juguetes que:

  • Solo se puedan utilizar de una forma.
  • Animen a todos a jugar de la misma manera y a trabajar en los problemas definidos por el diseñador de juguetes.
  • Sean atractivos principalmente a una edad o etapa determinada.
  • Canalicen a los/as niños/as para que imiten los guiones (violentos) que ven en la televisión.
  • Fomenten la violencia y los estereotipos que conduzcan a interacciones agresivas e irrespetuosas.

Lo que pueden hacer los/as padres/madres al jugar con pistolas de juguete para que no se les salga de las manos:

Hable con sus hijos/as si juegan con pistolas de juguete:

En lugar de darle un sermón a su hijo/a sobre las armas (“¡Las armas son peligrosas!”, “¡No hagas eso!”), Platique con él/ella. Su comprensión de las armas es probablemente menos sofisticada de lo que cree, asociada más con el poder y la fantasía que con el asesinato o la muerte.

Haga preguntas abiertas para reconocer el juego y estimular la conversación: “Parece que te estás divirtiendo. ¿Qué estás haciendo?” Y, de manera suave pero constante, subraye la diferencia entre las armas reales y las de juguete, enfatizando lo divertido que es “fingir”.

Limite qué tanto se expone su hijo/a a la violencia en la televisión o en los videojuegos.

Se ha demostrado en estudios que exponerse repetidamente insensibiliza a los/as niños/as a la violencia. Es importante limitar cuánto se exponen, especialmente en los/as niños/as más pequeños. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los/as niños/as no estén expuestos a más de una o dos horas de “programación [de televisión] de calidad” por día.

Supervise, no necesariamente prohíba el juego de armas de su hijo.

Mientras el juego con pistolas de juguete no domine el tiempo de un/a niño/a, está bien dejar que lo explore, siempre que un/a padre/madre o un adulto de confianza lo esté mirando. Ponga límites como lo haría con cualquier otra actividad realizada en exceso. Cree reglas, como no apuntar a la cara de alguien o si alguien dice detente, debe parar. Nunca deben usarse para asustar o intimidar a alguien.

Si va a comprar una pistola de juguete, asegúrese de que realmente se vea como un juguete.

Limite las pistolas de juguete en su casa a aquellas que no se parecen en nada a las armas reales: cuanto más coloridas, mejor. Fomente la “práctica de tiro”. Lograr el simple objetivo de golpear un objetivo con una pistola de bolas de espuma puede ser extremadamente satisfactorio para un/a niño/a pequeño/a activo/a y, además, ayuda a desarrollar la coordinación de mano-ojo.

“Seis organizaciones nacionales de salud pública, incluidas la Asociación Médica Estadounidense (AMA) y la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), emitieron una declaración conjunta confirmando que los videojuegos, las películas y la música violentos conducen a un comportamiento más agresivo, especialmente en los niños. ”

“Las armas y la violencia doméstica son una combinación letal: hieren y matan mujeres todos los días en los Estados Unidos. La pistola es el arma más comúnmente utilizada en los homicidios domésticos. De hecho, más del triple de mujeres son asesinadas por armas de fuego utilizadas por sus maridos o conocidos íntimos que quienes mueren a manos de extraños con armas de fuego, cuchillos u otras armas combinadas “.