Get Help orange icon

Sobrevivientes LGBTQ de violencia doméstica

Recursos para sobrevivientes lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ)

Casi 1 de cada 3 mujeres lesbianas, 1 de cada 2 mujeres bisexuales y 1 de cada 4 mujeres heterosexuales ha experimentado al menos una forma de violencia física grave por parte de una pareja íntima en su vida.

A pesar de las percepciones erróneas comunes de que el abuso solo ocurre entre parejas heterosexuales, o que solo las mujeres experimentan abuso, la violencia doméstica es tan frecuente en las relaciones del mismo sexo como en las relaciones heterosexuales. El abuso afecta a personas de todas las identidades de género y orientaciones sexuales. Durante todo el año, los servicios continuos de C4DP brindan seguridad, apoyo, opciones y recursos a los/las sobrevivientes de todos los orígenes e identidades, incluidos/as aquellos/as que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.

En C4DP, reconocemos que los/as sobrevivientes LGBTQ enfrentan múltiples formas de marginalidad, y que la violencia tiene el poder de cambiar la forma en que nos entendemos a nosotros/as mismos/as, nuestras identidades, nuestra relación con los demás y la forma en que nos involucramos en el mundo que nos rodea.

¡Descargue nuestro folleto LGBTQ: No está solo/a aquí!

Para cualquier persona que experimente violencia doméstica, numerosas barreras pueden afectar su capacidad para buscar apoyo, denunciar el abuso o dejar la relación. El miedo al contraataque, los sentimientos de vergüenza por el abuso, el aislamiento, las presiones familiares o culturales para preservar la relación y la falta de recursos financieros son solo algunos de los factores complejos que pueden afectar a un/a sobreviviente. Una persona que se identifica como gay, lesbiana, transgénero o bisexual y está sufriendo abuso puede enfrentar barreras y tipos de control adicionales relacionados con su identidad de género u orientación sexual, como el miedo que su sexualidad sea divulgada a amigos, familiares, lugar de trabajo o comunidad; riesgo de ser exluído/a o de perder sus vínculos con la comunidad LGBTQ; o miedo a que no le crean si él o ella denuncia el abuso debido a los mitos mencionados anteriormente.

A veces, los/as sobrevivientes de violencia doméstica LGBTQ expresan su indecisión para buscar ayuda o denunciar el abuso debido a la preocupación de atraer más atención negativa a una comunidad que ya está marginada. A menudo puede resultar difícil saber a dónde acudir, o si los apoyos, como los servicios de violencia doméstica, que tradicionalmente se han percibido como enfocados en mujeres heterosexuales y sus hijos, responderán con los brazos abiertos.

Las necesidades, experiencias y antecedentes de cada sobreviviente son únicos y requieren un apoyo individualizado que los satisfaga donde se encuentren. En todos los servicios de C4DP, ya sea respondiendo a las personas que llaman las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año en nuestras líneas directas, apoyando a las personas en nuestro programa de Albergue de Emergencia o ayudando a los sobrevivientes con necesidades legales, nuestro personal y voluntarios están capacitados para brindar apoyo en torno a algunas de las barreras más únicas y desafíos que puede enfrentar un sobreviviente LGBTQ. Como parte de la capacitación de 40 horas para consejeros/as de violencia doméstica, y a través de discusiones y capacitaciones continuas, el equipo de C4DP se involucra en aprender sobre cómo apoyar a sobrevivientes LGBTQ.

Al igual que con todos los sobrevivientes, la planificación de la seguridad es un componente crítico: ayudar a la persona a pensar en cómo mantenerse a salvo dentro del contexto de su situación, ya sea cuando la violencia se intensifica con su pareja actual, si se encuentra con una expareja abusiva en el calle, o al crear una maleta de emergencia en caso de que sea necesario huir. Para los sobrevivientes LGBTQ, la planificación de la seguridad puede incluir otras consideraciones específicas. Por ejemplo, para un sobreviviente transgénero que está tomando hormonas como parte de su transición de hombre a mujer, incluir hormonas en su maleta de emergencia puede ser importante para su capacidad de mantener su identidad mientras busca seguridad. O debido a que las comunidades LGBTQ pueden ser pequeñas o exclusivas, con pocos lugares para reunirse, la planificación para encontrar un lugar seguro puede ser importante para un/a sobreviviente que ha dejado a su pareja abusiva. Los/as consejeros/as de C4DP apoyan a todos/as para que exploren sus necesidades únicas, consideran su seguridad y se conecten con recursos e información empoderadores.

Llame a una de nuestras líneas de apoyo las 24 horas para obtener ayuda.

415.924.6616 (Linea de apoyo bilingüe)

415.526.2557 (Línea de texto de Servicios Juveniles de Marin de lunes a viernes, de 9am a 5pm)
O 1.800.799.SAFE (1.800.799.7233) para un programa de violencia doméstica cerca de usted.

Si está pensando en hacerse daño, llame a la Línea directa de suicidio transgénero : (877) 565-8860. La línea está atendida por personas transgénero y está totalmente dedicada a la comunidad trans.

Haga clic aquí para obtener una lista completa de recursos del Centro Nacional de Recursos para la Violencia Doméstica.

Otros recursos, haga clic en los enlaces:
it-takes-a-village-people-web-version.pdf
lbtg-beyond-the-wheel-tactics-handout.pdf
nwn-legaltoolkit-2013-web-version.pdf

Center for Domestic Peace está comprometido con la igualdad de oportunidades y la igualdad de consideración sin distinción de raza, religión, ascendencia, origen nacional, orientación sexual, color, credo, género, edad, tamaño, discapacidad o cualquier otra clase protegida. Usted es bienvenido/a aquí.