get informed orange icon

Niños/as Expuestos/as a la Violencia Doméstica

Los/as niños/as en hogares abusivos pueden experimentar los efectos del abuso de múltiples formas. Pueden estar expuestos/as indirectamente a los comportamientos violentos y coercitivos del/la abusador/a hacia sus padres/madres al presenciar o escuchar el abuso, o al notar moretones y heridas después de que ocurre un acto de violencia. Ellos/as mismos/as pueden sufrir abuso verbal, físico, emocional y/o sexual.

Ya sea que estén expuestos/as directa o indirectamente, los/as niños/as que están expuestos/as a la violencia doméstica experimentan los dolorosos efectos del abuso. Incluso si ellos/as mismos/as no se están siendo lastimados directamente, sienten el dolor y el miedo que proviene de vivir con alguien que es amenazante y controlador. Y dado que el abuso y la violencia son comportamientos aprendidos, parte del impacto en los/as niños/as también puede involucrarlos/as asumiendo las creencias culturales que apoyan el abuso doméstico. Un estudio revela que los hombres que estuvieron expuestos a abuso físico, abuso sexual y violencia doméstica de adultos cuando eran niños tenían casi 4 veces más probabilidades que otros hombres de inflingir violencia doméstica en la edad adulta. (1)

Dependiendo de su edad, los/as niños/as pueden responder a su experiencia de abuso de diversas formas.

Todos/as los/as niños/as y jóvenes que viven con violencia doméstica se ven afectados por la experiencia. La naturaleza y el alcance de los efectos varían enormemente. Algunos/as niños/as están gravemente traumatizados/as, mientras que otros/as pueden sobrellevarlo bien y seguir viviendo vidas saludables y productivas.

Algunos/as pueden:

  • Experimentar confusión y daño a su capacidad para confiar en las personas en sus vidas.
  • Preocuparse por el futuro o sentir ansiedad por no saber nunca lo que vendrá después.
  • Ponerse del lado de la pareja abusiva para mantenerse a salvo, reconociendo la fuente de poder en la familia.
  • Tratar de proteger al padre/madre abusado/a, incluso hasta el punto de interponerse físicamente entre los adultos.
  • Tener dificultades para concentrarse en la escuela porque están preocupados/as por lo que está sucediendo en casa.
  • Sentir el impulso de escapar porque su hogar se siente como un lugar peligroso.
  • Sentirse culpable o creer que el abuso es culpa suya.
  • Experimentar con alcohol, drogas, comer en exceso o autolesionarse para adormecer sus sentimientos.

Los niños que han sufrido abusos necesitan apoyo.

Una relación sólida con un/a padre/madre cariñoso/a y no violento/a es uno de los factores más importantes para ayudar a los/as niños/as a crecer de manera positiva a pesar de sus experiencias. Su apoyo puede marcar la diferencia entre el miedo y la seguridad, y puede sentar las bases para un futuro más saludable. Los padres/madres no abusadores pueden ayudar a sus hijos/as si son honestos/as con ellos/as y les dicen que el abuso no es culpa suya. A medida que los/as padres/madres buscan apoyo para sí mismos, también pueden explorar recursos que apoyarán específicamente a los/as niños/as. Involucrar a otros adultos solidarios a veces puede ser útil; ya sea que estén viviendo con el/la abusador/a o se hayan ido, estos/as padres/madres generalmente están resolviendo muchos problemas difíciles a la vez mientras buscan establecer y mantener la seguridad para ellos/as y sus hijos/as.

Algunos consejos para ayudar a los/as niños/as que han sufrido violencia doméstica:

  • Dígales que no es culpa suya.
  • Ayúdeles a pensar en un lugar seguro. ¿Qué hacen/a dónde van cuando ocurren las peleas?
  • Asegúrese de que sepan que no es seguro intentar detener la pelea, aunque quieran.
  • Pregúnteles si tienen acceso a un teléfono y si saben cómo llamar al 911. Pregúnteles si se sienten seguros llamando al 911 si es necesario. Si no es así, pregunte a quién pueden llamar o qué pueden hacer en vez de llamar ahí.
  • Trate de no juzgar al/la abusador/a; los/as niños/as a menudo aman a la persona que les hace daño.
  • Puede ser útil preguntar si la persona que causa daño también lastima a alguien más en la familia.
  • Pregunte si hay alguien con quien puedan hablar sobre el problema si es necesario, como un/a maestro/a, el/la otro/a padre/madre, un/a cuidador/a, un/a consejero/a, etc.
  • Dígales que no están solos/as.
  • Deles permiso para contar su historia.
  • Dé a los/as niños/as recordatorios diarios de que son dignos/as de amor, competentes e importantes.
  • Tenga reglas y rutinas para que los/as niños/as sepan lo que vendrá después.
  • Enseñe alternativas a la violencia.
  • Construya la autoestima.
  • Sea un modelo a seguir para los/as niños/as resolviendo las interacciones de manera respetuosa y no violenta.

La intervención temprana es esencial

La intervención temprana es la mejor manera de aliviar el impacto de la exposición a la violencia doméstica en el desarrollo de un/a niño/a. Los mejores planes de intervención funcionan con el/la padre/madre sobreviviente y el/la niño/a para crear un plan de seguridad y conectarlos con recursos útiles como grupos de apoyo y consejería. Esto ayuda a los/as niños/as a ganar estabilidad. También debilita el impacto de la exposición. Los métodos de intervención exitosos incluyen la planificación de la seguridad tanto con el/la padre/madre no abusivo/a como con el/la niño/a, identificando a otros adultos que brinden apoyo en la vida del/la niño/a y brindando asesoramiento y apoyo al/la niño/a y al/la padre/madre abusado/a.

Llame a la línea de apoyo bilingüe del Center for Domestic Peace para obtener más información sobre nuestro trabajo con los niños, incluida nuestra terapia de trauma En Esto Juntos y los grupos de apoyo multifamiliares para familias y niños/as que están experimentando o han experimentado violencia doméstica.

Inglés/Español: 415-924-6616

Haga clic aquí para obtener ayuda para los/as niños/as

Otros recursos incluyen:

Child Welfare Information Gateway:

https://www.childwelfare.gov/topics/systemwide/domviolence/impact/children-youth/

Sitio web de Futures without Violence para quienes trabajan con niños/as http://promising.futureswithoutviolence.org/

1Whitfield, C.L., Anda, R.F., Dube, S.R., Felitti, V.J. (2003). “Violent Childhood Experiences and the risk of Intimate Partner Violence as Adults. Journal of Interpersonal Violence. 18. 166-185.